martes, 21 de agosto de 2012

Anónimos



Llevo relativamente poco tiempo en blogger. Todo es nuevo para mi. Es una especie de submundo fascinante, un gran observatorio de comportamiento humano. Me pierde observar. Leo varios blogs, no muchos, la verdad. Me gusta leer las entradas y todos los comentarios. La gente interactua, puedes aprender mucho sobre las personas por cómo comentan, pero no sólo en tu blog, si no en varios, te haces una idea del todo, de cómo es realmente. Al final esto parece un barrio, casi todos nos conocemos. Me encanta observar pautas, intentar adivinar a qué se dedicará tal persona, o qué contestará. No es espionaje, es que me encanta observar.
Luego están las relaciones. Se hacen amigos. ¿Amigos? ¿aquí? Yo creo que se pueden forjar amistades, aunque el medio no te convenza, aunque no creas en la amistad así. La chispa surge en el lugar más inesperado. Tengo un amigo, al que confiaría casi cualquier cosa (sin el casi), y aunque le conozco de verdad, casi toda nuestrarelación ha discurrido via mail y chat. Y no diría que es "amigo". Es AMIGO, de los de verdad. A los pocos minutos de conocerle supe que lo sería. Luego la vida nos separó, y perdimos contacto. Por cierto, 23:08, una hora como otra cualquiera, o no.
Se hacen amigos, se forman parejas. Me divierte observar el cortejo. En ocasiones es como leer una novela, pero en directo, más emocionante.
Luego están los anónimos. A algunos blogeros les molestan mucho. Algunos han escrito post. A algunos les han desquiciado. No lo merecen, no merecen (en general) atención. Se dedican a criticar, o a dar consejos, o a juzgar, normalmente sin detenerse a observar cómo son esas personas a las que molestan.
Yo no me puedo quejar. Sólo tengo una anónima que me intriga y acentua, pero no me molesta, para nada. Este blog es pequeño.
Yo mis anónimos los tengo en la vida real. He tenido un desconocido que me llamaba durante más o menos un año. No decía nada, sólo llamaba. Al principio le colgaba. Después opté por insultarle. Más tarde le cogí cariño, por raro que suene. Ni una palabra, pero aun así a veces le echo de menos. Era alguien muy oportuno, en serio. Me acompañó en los peores momentos. Por ejemplo, nunca llamaba de noche (muy cortés, siempre), excepto una noche cuando volvía del hospital con mi hija, después de una tarde muy asustada en una sala de espera. La segunda vez que me llamó de noche era una noche aciaga, con tintes de El Resplandor en mi casa. Era la una de la madrugada, y casi lloro de alegría de sentirme arropada de alguna forma. También acabó con una de las discusiones más cruciales que he tenido, llamando justo en el momento álgido. Oportuno, sí. Acabó con la discusión y yo me lié la manta a la cabeza y pasé el mejor fin de semana de mi vida, cuando la felicidad decidió rozarme. La siguiente vez que llamó le di las gracias, por supuesto. Me llamó también en Año Nuevo, supongo que para desearme feliz año. No lo está siendo, gracias. Y luego aguantó estoicamente mi silencio tras decirle, en el final de los finales de la felicidad, tan efímera, que escapaba mientras yo no podía reaccionar, que si pensaba hablarme alguna vez ese era el momento. No lo hizo.
Luego dejó de llamar, un par de meses después. Supongo que ahora se dedica a ser feliz, si no me equivoco en Paris. Seguramente nunca lo sabré.
Un amigo me preguntó cuando le hablé de mi desconocido si no me daba miedo. Es extraño, pero nunca me lo causó. Me reconfortaba de una forma extraña.
Ahora han vuelto los anónimos. Pero estos no son tan oportunos, ni tan agradablemente silenciosos. Estos me envían sms sin molestarse en ocultar el número. Son 2, aunque supongo que en realidad es uno. Me dice que espabile (tía, joder, tía), o me pregunta "rencor, miedo, ira?". Hoy me ha dicho de nuevo que espabile (tía), que se me acaba el chollo. Si esto es el chollo... que acabe ya, coño.


Pd: por cierto, han vuelto a talarme el lionero. Pero no podrán con él, no podrán con nosotros.
Pd 2: siento que esto sea un post para descargar la mala leche que me produce que me crezcan los anónimos cabrones en la vida vida.

31 comentarios:

  1. Todos somos anónimos, aquí y en la calle.
    La franqueza significa valentía y la valentía es un bien escaso, en un mundo mediocre y cobarde.
    No se, hacer amigos aquí es difícil, pero siempre hay alguien con quienes nos vemos identificados. Es posible que los espíritus viajen y se sientan cómodos con gente a la que no vemos. No se.. pero me imagino que la distancia y la falta de visión física, no es obstáculo para los espíritus...
    Bueno que me enrollo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo (antes no lo creía, en serio) que los espíritus sí viajan libres. Creo que ese feeling, esa chispa que surge cuando conoces a alguien que sabes que será un amigo, que será importante, eso puede surgir aquí también. Esta claro que no es igual, que el contacto es importante, los gestos, el tono de voz, etc. Pero creo que la amistad sí puede surgir.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Algunos solo contestamos cuando nos mencionas, nos dedicamos como tu a observar. Conocemos tu lado internauta aunque no demos la cara, pero no pretendemos molestar, solo leemos leemos leemos y nos resultan interesantes tus histórias, nos gusta tu música, nos inquietan tus miedos y nos reflejamos en tus experiencias.
    Solo puedo decirte que eres genial nuria, por tu valentía y aguantar de pie o titubeando, por tu lucha contra lo que crees justo, por ser rara y defenderlo. Aunque no nos conocemos he de decirte que adelante coño, no escuches a tus fantasmas y sigue escribiendo tus cosas para nosotros.
    Suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala! Gracias. Me alegra saber que estás. Te nombraré más a menudo, me ha gustado que te manifiestes.
      Gracias por leerme, en serio.
      Cómo me iba a molestar un anónimo así?
      Los que me molestan son los de mi vida real, que son pesados.
      Besos!

      Eliminar
  3. Yo no creo que haya mucha gente sana mentalmente.

    Los manicomios tienen un futuro espléndido.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, cierto. Estoy pensando en reconducir mi futuro profesional xP
      O tal vez mi futuro real (y espléndido) sea estar internada, juas. Si fueses tan amable de desvelarme el manicomio donde se encuentra Terremoto... ya sabes que siento debilidad por él. Si tengo que estar encerrada al menos estaría bien poder estar bien acompañada.
      Besos sin camisa de fuerza (todavía).

      Eliminar
  4. Yo no tengo ningún anónimo en mi vida y mestán dando ganas de llorar... ¡¡¡quiero uno como el tuyo¡¡¡ :P
    No. En serio. A mí esa gente anónima que actúa desde la sombra, sea aquí o fuera de aquí, no me gusta nada. En la vida fuera, creo que hasta denunciaría el hecho, y aquí, me parece de lo más ruín. Quizás por mis experiencias con este tema, que no me ayudan mucho.... He visto cómo gente muy muy muy (pero muy) cercana a mí se disfrazaba de anónimo para hacerme daño, molestarme e insultarme pensando (obviamente) que yo no sabía quien era. Decepciones enormes que te hacen desconfiada cuando a mí lo que me gustaría es ser inocente e ingenua como de pequeña y no tener que vivir con las orejas levantadas. Bueno, sigo siendo bastante ingenua (tiene acento ingénua???. no, verdad???) y me la siguen pegando de vez en cuando, pero he aprendido a levantarme más deprisa ;-)

    Un beso, Nuri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Novi, a ver si a la cuarta va la vencida y la tecnología no se alía contra mi.
      Te decía que a mi los anónimos de aquí no me molestan. Tengo un@ muy agradable (leer más arriba), un encanto, la verdad, y una muy educada e inquietante. Me encantan mis anónimos aquí! Cruzaré los dedos para que sigan así.
      Me temo que los de mi vida real también son conocidos disfrazados de desconocidos. O al menos me temo que conozco a quien les manda. Aunque son conjeturas, igual que lo eran las que me hacen suponer la identidad de mi querido desconocido. No me asustan, pero me jode su familiaridad, es "espabila, tía". Me dan ganas de contestar (en lugar del y tú quién coño eres) "pero a ver, tú y yo hemos tomado café juntos para que me llames tía?".
      Has escrito muy bien ingenua. Sigue así, ingenua, levantándote rápido. Me encanta cómo eres.
      Beso, guapa!
      Desaparecerán en cuanto averigue su identidad, los cobardes no llevan bien el cara a cara.

      Eliminar
  5. Me pasa como a ti en la primera parte del post, me gusta lo que he descubierto y con lo que no contaba, interactuar, comentar, que te comenten, leer el resto de comentarios, notar conexión con algunas de las personas que llevan esos blogs, es chulo y divertido.

    Respecto a los anónimos yo por suerte tengo pocos, algunos lo son simplemente por pereza de rellenar cuatro datos y sus comentarios son normales, de los otros muy poquitos y ninguno recurrente, el único, un ex que al final dio la cara, pero ese no cuenta aunque me cabreó porque me hizo contestar como si no lo conociera y jugábamos en desigualdad de condiciones.
    Los otros, los anónimos por aburrimiento y porque su vida es una mierda, el consejo es ni puto caso, aunque yo no lo aplico y hasta a uno le dediqué una entrada. Al principio me afectaban, ahora sólo me ponen de mala leche, pero si nos queremos librar de ellos lo suyo es no contestar y borrar, sólo son una panda de mal follaos.
    Besos guapa, y no dejes que te afecten en lo más mínimo, sé mas inteligente que yo, y recuerda que muchos te leemos con un placer inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es verdad! Son una panda de mal follaos. La verdad que aquí no me molesta nadie (cruzaré los dedos). Fuera... es otra cosa. Que me llamen al móvil, o que me manden sms...me jode bastante. Pero no me afectan demasiado. Esperaré a ver cómo evolucionan.
      Oye, muchas gracias, de verdad. El placer es mio.
      Besos!

      Eliminar

  6. Afortunadamente aún no lo he vivido, sólo una vez tuve una llamada anónima que me volvió loca, lo cuento en un post.
    Yo también soy nueva como bloggera, y de momento, me fascina, no sólo publicar sino leer lo que otros escriben.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que este mundo es fascinante, tiene algo que engancha! Yo estos días ando un poco dezquiciada porque mi conexión no da casi ni para leeros. Acabo de escribir 3 veces la contestación a Novi, y he desistido. Los hados y orange se niegan. Cuando vuelva a la civilización me van a faltar horas para ponerme al día.
      Beso!

      Eliminar
  7. Veamos, por partes, como Jack ( es una chorrada... pero me gusta:-) ... el destripador.
    Estoy convaleciente, nade incurable, así que no preocuparte NURIETINA:-) a ver si se me nota en letras y no me paso como es normal en mi.

    Yo he tenido dos anónimos aquí y uno en la vida real, hace....Mmmm unos 7 años... lo peor con mucho de los anónimos... al menos para mi, es cuando tristemente les pones nombre y apellidos, e incluso cara. Eso es lo terrible. Te preguntas ¿cómo he podido despertar en alguien tantas ganas de hacer daño? ¿cómo puede ser tan cretino de suponer que no sé quien es? y...lo peor de todo... ¿qué narices he hecho yo para esto?

    Porque a ver, una cosa es que por ejemplo aquí, dejen un comentario o dos e incluso cuatro por tocar las narices ¡¡normal!! esto es libre y hay de todo...( también hay anónimos de lo más cielo, por cierto:-) pero que alguien esté meses, soltando sancedes, diciendo chorradas contra ti o contra otros, buscándote las vueltas, un día y otro y otro más... borrarle hasta 25 veces un día, cuando menos ¡¡harta!! ¿no?... o como el que tuve en la vida real... jajaja jadeándote por el teléfono cuatro veces al día durante un ¡¡año!! xD
    ¡¡ cómo es posible que la gente esté taaaaan enferma!! ¡¡tan aburriiida!! ... encima, para colmo y remate, este, era un vecino ;-)

    Que una llamada anónima te sirva de campanita para poner fin a una bronca, no está mal. NURIETA, ese no es una anónimo... ese hasta podría ser tu ángel de la guarda bonita;-) A mi, al móvil, no podría darme mucho la paliza, casi siempre lo tengo guardado en el cajón ( salvo viajes) ... se hartaría de dejar cosas a la nada:-)

    En fin, en esta vida a todo se acostumbra uno, pero... si alguien sabe como electrificar los comentarios anti anónimos coñazo... se lo compro ¡¡cueste lo que cueste!!:))

    Un beso cielo, apura lo que queda de agosto... a mi ya me tiemblan las piernas sólo de pensar en septiembre:)) ... me escaparé otro poco, en cuento pueda... si me deja esta malaria mía, que me ha entrado:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marieta! Qué te pasa?? Espero que estés bien.
      Yo tuve cuando tenía 20 años uno de esos que jadean. Qué asquito, por favor. Ni acordarme quiero. Acabó... conmigo asustada.
      Mi querido desconocido sí fue un ángel de la guarda. Además, lo de acabar con la discusión fue uno de esos momentos que luego recuerdas con una sonrisa. Fue algo así: discusión, discusión, blabla, si te vas... bla bla bla. Suena el movil, veo desconocido, descuelgo y le digo "como puedes escuchar no es un buen momento, hasta luego", cuelgo. "Quién era?" Ni idea. "Cómo que ni idea?" Ni idea, es mi desconocido, que me llama y no habla. "Lo que me faltaba, haz lo que te de la gana", y eso hice. Suena superficial, pero no lo fue en absoluto.
      Los anónimos aquí... a ti te han afectado mucho, igual que a Xavi. Me acordé de vosotros al escribirlo. A mi por ahora me tratan bien. Prefiero a estos que a los de la vida vida.
      Un besazo y mejórate!! Guapa! Tú puedes con septiembre y con lo que sea.

      Eliminar
  8. ¡Pero que tonta eres!

    ResponderEliminar
  9. ¡Pero que tonta eres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tonta por duplicado! Tonta al cuadrado!

      Eliminar
    2. ¡Efectivamente!

      Eliminar
  10. Hola, Nuriña. Yo simplemente prohíbo comentarios anónimos. ¿Para qué los quieres? A mí hace años me pusieron a caldo en un foro y me vi obligado a preguntar uno a uno y cara a cara, pues el grupo era reducido, y todos me lo negaron y nos conocíamos. Es cobardía y además que les llames cobardes les da igual. No he tenido la suerte de ponerle la cara en ese caso y sobre todo de aplaudirla un poco.

    Pero aplaudiría más a uno que le jadeó a mi madre hace ya muchos años.

    Puta mierda.

    Un besazo para ti ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Sbmeau, los cobardes lo serán siempre. Luego van y lo niegan. Cuestión de carácter. Yo asumo las burradas que digo, siempre. La gente como nosotros se llevará más hostias, pero por lo menos se nos ve venir, vamos de cara y podemos estar tranquilos con nosotros mismos.
      Un saludo. Y un beso, qué coño!

      Eliminar
  11. No debe nunca darle cuerda a un Anónimo signorina.
    Aquí buah! Pero en la vida real , NO.

    Aunque creas que es un Ángel o que tienes suerte..
    los Ángeles no llaman por teléfono y no creen en azar, no juegan a los dados.
    Si ha sido divertido o curioso, déjelo ahí , no le de cuerda.

    También he tenido Anónimos incluso Anónimas en la vida real.
    Yo lo paso mal, Creo como Toro, que el personal está fatal y nunca sabemos si darán un paso más..

    Prefiero un borracho conocido, que un alcohólico anónimo. Ja.

    Un piacere desaparecida.
    Besos anónimos

    Sicilia.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me has hecho reir.
      Anónimas? Yo quiero que me cuentes eso!
      No les doy cuerda. Pero siguen con los putos mensajes...
      Besos, desconocido (oye, tú cuentas como anónimo? Jajaja). Volveré (amenaza)!

      Eliminar
  12. Ya está pasando, no sé bien que ha sido...
    Anginas perversas/ dolor de oídos/ agotamiento/ fiebre, muucha fiebre/explosión termonuclear ¡¡todo junto!!:))

    No, nooo no suena superficial... ¡¡suena a escena de peli genial!! me la voy a apuntar por si necesito salir de algo así... le diré a alguien que me llame previamente, por si necesito... Terminar una bronca al instante y además dejar rabiando de curiosidad al bronqueador es genial ... ¡¡hachazo!! indoloro, aséptico, efectivo ¡¡perfecto!! Mmmm soy malísima:-)

    No sé los demás NURIA, como te he dicho, lo que a mi me ha afectado de verdad de los anónimos es saber quienes eran, en ese momento es cuando, me llevé el palo real. Además de estar aburrida, descubrir que tras alguien que incluso aprecias, se esconde un bicho, un enfermo o un imbécil... es peor que saber que los hay a cientos por el mundo:-)

    No cierro a los anónimos, precisamente porque como tú, tengo la suerte de tener anónimos encantadores y porque hay mucha gente que no tiene blog, ni funciona con cuentas o correos, si cierras, esa gente no puede decir nada. En mi caso la persona que me hizo el blog y me lo regaló en su día, es una de ellas.

    Además, siempre he pensado que un blog no es nada importante, si de verdad lo tuviera que blindar, si de verdad llegara a estar muy harta... lo cerraría directamente. Soy un poco extrema, a veces. Todo o nada ;-)


    ¿Puedo sacarle la lengua a este anónimo que te llama tonta? :-) ¿Y ponerme las manos de orejotas y hacerle burla? ¿puedo? sé que es broma, por eso juego también... meeeencanta jugar, pero de cara... a mi aunque me la partan mil veces, me gusta ir siempre de cara...incluso estando medio pocha...¡¡son medio kamikace también!! jajajaja

    Muaaaaaaaaaaaaakss preciosa... mejor me voy, que la lío:))


    PD
    Haz caso al maestro SICILIA, su sabiduría te guiará siempre bien, pequeño saltamontes NURIA:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sácale lo que quieras! Estás en tu casa. Pero te voy a contar lo que le digo a mi hija cuando viene quejándose de algo que le han dicho. Mi hija es extremadamente inteligente. Pongamos que le dicen boba. Yo le digo "pero tú eres boba? No lo eres, y lo sabes, así que... Qué más te da algo que no es verdad dicho por alguien que no te importa?". Cuando estoy menos zen me cago en todo, en los niños cabrones y en todo, jajaja. Pero hoy estoy zen.
      Cuidate, mejórate! Y gracias, muchisimas.
      Pd: a Sici siempre le hago caso, menos cuando me asusta o quiere escandalizarme, jajaja. Broma, broma.

      Eliminar
  13. A mí también me pierde observar, por eso entiendo a que te refieres y como te sientes con todo esto de blogger. Aunque llevo escribiendo siete años nunca había intercambiado ninguna letra con otros escritores, nunca había comentado ni había dejado que me comentaran. Y ahora, como tú, estoy descubriendo un submundo fascinante. Nunca he tenido anónimos aquí o fuera de aquí, bueno quizás hace unos meses, creo, alguien comentó algo, pero ni siquiera recuerdo bien. Nada en comparación a lo que describes tú.
    Está bien que puedas utilizar el blog para descargarte y volverte a cargar ¿no?. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir me centra, me recarga, me hace ver las cosas claras. Y este mundo es fascinante, sí. Comentar, ser comentado, encontrar gente con sentimientos comunes, o totalmente distintos, pero siempre poder expresarlos... Me encanta.
      Un beso enorme preciosa.

      Eliminar
  14. Llevo desde el 97 en esta película de Internet, se dice pronto. Tengo anécdotas para escribir más tomos que los Episodios Nacionales de Galdós. He aprendido más que en ninguna otra parte de la naturaleza humana y aún así me sigo divirtiendo cuando muchos de los veteranos han tirado la toalla hace mucho tiempo. Sin embargo sigo considerando que todos seguimos siendo anónimos para todos los demás y que el conocimiento real de las personas con las que interactuamos es casi una utopía. El mundo real tiene unas reglas y este medio otras que corren paralelas pero no confluyen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala! Eso es mucho. Estoy de acuerdo en todo. Y sí, todos somos, más o menos, anónimos. Yo no soy quien para decir lo contrario, al fin y al cabo soy solo un nombre. Pero al menos soy un nombre. Hay quien ni eso.
      Aquí las reglas son distintas, y pierdes bastante de la comunicación (la comunicación no verbal me fascina), pero si observas puedes ver mucho más que en la vida real. Aquí el anonimato nos da libertad, de opinión, de actuación, etc. Eso está muy bien. Pero como todo lo positivo, esa libertad tiene su lado negativo. De ese hablaba.
      De todas formas, a mi los anónimos que me molestan/preocupan son los de la vida real, esos que saben mi número de teléfono y se dedican a enviarme mensajes. Aquí es más fácil evitarlos.

      Eliminar
  15. También están los anónimos que aun siendo anónimos tú sabes quien son ...lo sabes porque conoces su forma de escribir, las cosas que te dicen y porque a veces te dejan una pequeña pista aunque sea en una coma, en un punto suspensivo y en alguna negrita. Aparecen raras ocasiones, aveces como anónimos o a veces cambiando el nombre del perfil ...los reconoces, y solo tú y el o ella sabéis quien son. Para mi los mejores, los que comunican más, en medio del barullo sabiendo tú que es el y él que eres tu. Lo total es cuando ocurre esto en otros blogs, donde tú y el también os habláis ...

    PD Seguro que no necesitas pistas para saber quien soy.

    PD2 ¿a qué no? Buenas noches ! ... muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos son geniales! Así puedes conversar de forma paralela y más privada. Luego están los otros. Prefiero a esos a los que tú te refieres.
      Pd: tus postdatas te delatan.
      Pd2: me ha gustado esta "conversación". Buenos días! Besos mañaneros.

      Eliminar
  16. ..ya sabía yo que había venido aquí... es que te quería decir que "oído cocina" :))

    bss! no digo más que me pillas :)))

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras, opina.