sábado, 22 de diciembre de 2012

La soledad


La soledad, esa puta que hoy en un arrebato lésbico me besa en la boca, se ha mudado a mi vida. Hoy me abraza, me acaricia y me folla con amor, y con una pasión que casi no recordaba. Nota mental: demasiado tiempo sin sexo.
Hoy la soledad me acompaña, me habla, se entrega. Hoy la soledad es el frío en la calle, las ventanas de madera viejas mal cerradas, hinchadas por la humedad y el pasó del tiempo; la estufa de gas encendida, quemándome los pies, dejando que el frío se cuele por mi garganta; la alfombra llena de globos esperando que alguien les insufle vida; la lámpara arqueada, escualida, mal pintada; el cactus de plástico luchando por parecer de verdad, por su parcela de realidad en este cuarto; los sillones verdes cedidos;la cola, los folios, el libro abandonado porque intuyo cómo acaba y no soporto más finales tristes; el techo alejándose; las arañas, las arañas, las arañas; los opilones con sus largas patas de una fragilidad teatral, parecen robots aprendiendo a caminar, siempre a punto de tropezar y caer de bruces; los bongos; la caña; el gato rosa que maulla lastimero si lo aprietas; el suelo rugoso. El vino. El vino. Eso es todo. Falta de costumbre, supongo.
No, hoy la soledad no se siente sola. Está noche la amo sinceramente. Hoy todo parece más claro, mejor. Hoy he huido, y me he perdido en un valle, con un árbol casi desnudo lleno de lunas, regalos, luces absurdas.
Hoy soy. Hoy estoy. Hoy si que es Navidad.


Doctor Deseo – Ahora Que Estás Dormida

Pd: La soledad sólo es un estado de ánimo, y a veces no está tan mal. Nunca estoy 

42 comentarios:

  1. Por el amor de un dios, los elementos se confabulan contra esta entrada. Espero que no vuelva a tragársela la maldita blogosfera. Desde esta mañana me quedé prendado de ella y he vivido con sobresalto este azaroso juego de sombras chinescas.

    Genial, Nuria. Y sí, es navidad, me temo. Y todo lo demás. Te envío besos y abrazos anticongelantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja fue duro colgarla. Joder, aparecía y desaparecía. Ahora me acabo de dar cuenta de que falta el final de la postdata. Creo que lo dejaré así por si los dioses de la tecnología despiertan de nuevo.
      Me alegra que te quedases prendado de ella, creo que si no hubiese desistido de colgarla.
      Besos navideños, para contrarrestar la tristeza. Besos de Glühwein.
      Besos de Pincoya.

      Eliminar
  2. este sí que es lindo nuria
    en navidad siempre estamos solos
    la bulla, el ruido y todo eso
    es para aparentar que no
    porque tenemos miedo
    porque estamos muertos de miedo
    por eso el vino
    por eso tantas bocas beben de ese mar de vino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos muertos de miedo, sí, de sentirnos solos y tristes en una época que nos han enseñado ha de ser feliz.
      Me alegra que te guste.
      Brindo contigo por la Navidad.
      Besos.

      Eliminar
  3. Consigo una conexión paupérrima para colgarla, y va y ella solita se reestablece a borrador. Supongo que es la tecnología avisándome de que no la cuelgue. Desoigo al instinto tecnológico. Seguro que me arrepentiré, juas.

    ResponderEliminar
  4. A menudo paso por el blog, y siempre leo lo que escribes, porque me gusta muchísimo. Pero en esta entrada, te has superado... Ese primer párrafo sobre la soledad, que tanto evitamos y tanto nos necesita, es, sencillamente, perfecto.
    ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra! Que te encante el párrafo, y sobre todo que me leas.
      Muchas muchas gracias.
      Besos!

      Eliminar
  5. Precioso, triste y real al mismo tiempo... y con una pizca de esperanza: lo mejor. Besos Nuria.
    PD: si me llego a dormir más en comentarte llenas esto de textos, desde luego eres prolífica... y escribes de puta madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, por partida doble. La esperanza es lo mejor, sí.
      Besos Lázaro.
      Pd: es la puta tristeza, que me hace escribir de forma compulsiva. Me gustaría escribir también cuando soy feliz, pero la verdad es que cuando soy feliz me limito a serlo. Luego, cuando dejo de serlo, me da rabia no haber escrito cuando era feliz, porque no quedan más que textos tristes. Me salvan los mails, los mensajes. Menos mal que esos quedan como testigos, si no pensaría que lo he soñado.
      Ah, y gracias. Viniendo de alguien que escribe como tú me hace una ilusión que ni imaginas.

      Eliminar
  6. La soledad... hay días que la mataría y otros que me enamora.
    Me he acostumbrado a sus locuras.
    O a las mías.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa a mi. Pero últimamente he descubierto que la prefiero a ella que a estar mal acompañada.
      Será que yo también tengo esas locuras.
      Besos.

      Eliminar
  7. Es evidente que no estás sola Núria.

    Mis mejores deseos para estos días y los siguientes, un beso para tus niñas y otro para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca estoy sola, es cierto. Pero he descubierto la felicidad de la soledad cuando ellas se acuestan y no hay nadie más. Estar sola con ellas es genial, las disfruto el doble.
      Mis deseos sabes que son los mejores para ti. Siento una conexión contigo difícil de explicar. Me hace feliz leerte feliz. VIve, siente, disfruta.
      Besos dulce calmA.

      Eliminar
  8. Querida musa, como dice aquí arriba calmA, es evidente que no estás sola, aunque entiendo que tú te sientas así. He ido leyendo algunos blogs estos días, esta misma mañana, y me ha impresionado que la mayoría de la gente nos sintamos tan solos. Supongo que a muchos de nosotros es eso lo que nos lleva a escribir o tener un blog. Al final, si te das cuenta, nuestras soledades acaban siendo compartidas; la tuya, la de Lazaro, la mía, etc. Y al final la cosa queda hasta bonita.
    Un beso y un abrazo enorme para estos días, ojalá todo salga bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son compartidas, sí. Supongo que mucho tiene que ver eso con tener un blog.
      Pero sabes qué? Estos días ando abrazando la soledad. No está tan mal. Es infinitamente mejor que la mala compañía. Sé que tú me entiendes. Además, nunca estoy sola, sólo cuando ellas se acuestan. El resto del tiempo ellas lo llenan todo de risas, peleas, cosquillas y felicidad. Me gusta estar empezando a disfrutar también de la soledad. Al final es un estado de ánimo, y si aprendo a disfrutarla aprenderé a quererme más, estoy segura.
      Como dice mi amigo el poeta, cuando te quieres nunca estás solo.
      Besos y mis mejores deseos. Sé feliz.

      Eliminar
  9. Nuriña, escribes de PUTA MADRE. Como casi todo en la vida tiene dos facetas, cuando te desean suerte, y sin que lo sepas, te pueden desear mala suerte. Pues con la soledad lo mismo, todos prejuzgamos que tiene que ser mala, sin embargo, también se necesita. La soledad no deja de ser un estado de ánimo. Si eres capaz de disfrutarla, si la necesitas, si llamándola viene y la describes así de hermosa... entonces llámala amiga.

    Besosmuchos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, dos cosas: tú si que escribes de puta madre (me he enamorado de tu texto de hoy, sinceramente), y la otra es que sabiendo que no eres de decir cosas por decir, eso me suena increiblemente bien, sincero. Gracias, millones, toneladas.
      Has estado certero con lo de la suerte, y con que prejuzgamos la soledad como mala. No tiene por qué serlo. Yo últimamente la valoro muy positivamente, estoy aprendiendo a asumirla, a amarla. Es mi amiga, cierto.
      Besosmuchos patí (bonita sonrisa, te mando otra) ;)

      Eliminar
  10. Si te quieres lo suficiente nunca estás sola, siempre estarás contigo.

    Un beso Nuria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello. Mi autoestima normalmente vive en el subsuelo a tiempo casi completo, pero estoy empezando a quererme.
      Me gusta ti reflexión.
      Gracias. Ah, y de nuevo gracias.
      Un beso poeta.

      Eliminar
  11. A mi me gusta la soledad,es su medida es tremendamente beneficiosa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, mira que me ha costado darme cuenta, pero tienes razón. Me calma, me centra, me hace feliz.
      Besos.

      Eliminar
  12. AmigaNuria, todos necesitamos la soledad en alguna medida. Es bonita muchas veces aunque hay veces que no. Si por un instante piensas en la multitud de los centros comerciales descubrirás que eso si que es soledad, estar rodeado de gente y sentir que no hay nadie porque todo el mundo mira al mas allá. Ayer me senté frente a un arbol de navidad de un megacentro de comercios, y descubrí que era muy bonito y vinieron a mi sentimientos puros sobre mi vida, había magia en ese arbol y nadie se sentaba a mirarlo. Obserba tu ese extraño arbol de navidad de tu foto y olvidate de la gente que sobra.
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces no somos capaces de ver la belleza aunque nos de un puñetazo en la cara. Observo mi árbol, y otros muchos. Me fijo mucho en la belleza de las cosas pequeñas.Hoy me he perdido mirando unos líquenes preciosos, mientras me preguntaban qué coño miraba.
      A veces la soledad no está tan mal. Te hace olvidarte de la gente que sobra, y ver cosas bellas que nadie más observa.
      Feliz Navidad.
      Y besos.

      Eliminar
  13. Es cierto la soledad nunca a está sola... acompaña a quien le cede la mano ¿le damos un manotazo?
    Los guiños de la tecnología hicieron que por fin la disfrutemos... el desgarro tiene sus palabras perfectas

    Besos navideños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Pero creo que estos días le cojo la mano. Así mantengo lejos a los que están de más (has echado de más alguna vez a alguien? juas).
      Me acordé de ti y de los hados tecnológicos, las señales, jajjajaj Pero al final lo conseguí.
      Besos navideños!!

      Eliminar

  14. · Totalmente de acuerdo. Quién no sabe vivir en7con la soledad, no tiene una completa vivencia de lo que significa existir.
    · Navidad es una época propicia a esos arrebatos lésbicos con la soledad.

    · un beso

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy empezando a aprender a vivir en/con la soledad, y me gusta.
      Navidad es perfecta para besar en la boca a esa pequeña zorra.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Nunca he sentido la soledad como un peso, me encanta estar sola, que desde luego nada tiene que ver con sentirse sola.
    Nunca me he sentido sola Nuria, de verdad, me tengo a mi misma, la mayoría del tiempo no necesito mucho más, pero hay una familia que me quiere y se preocupa por mí, una hija que me ata a este mundo, y sí, a veces he echado de menos un hombre que coja mis manos, me escuche y me abrace mientras me susurra que no me preocupe, que todo está bien, pero puedo vivir sin ello y tampoco pasa nada.
    Le tengo más miedo a los recuerdos que a la soledad, y como en lugar de comentar tu post te cuento mi vida, lo dejo aquí.
    Besa en la boca a tus niñas, y a las personas que quieres y están ahí, cerca o lejos, pero ahí, y porqué no, emborrachate, que de vez en cuando no está mal.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo disfrutaba mucho de la soledad. Luego, yo que sé, dejé de hacerlo. Ahora estoy empezando a amarla de nuevo. Tengo a mi familia, a mis enanas, a mis amigos, pero también tengo a gente que no querría tener. Así que de vez en cuando la soledad no está mal, cuando acuesto a las enanas y me quedo sola.
      Un beso, Inma, y feliz Navidad.
      Disfruta, brindemos, vendrán tiempos mejores.

      Eliminar
  16. La soledad es una mierda. Es triste y vacía. Peo cuando no la tienes, también la echas de menos. Al menos yo.
    Bonito sitio .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se la echa mucho de menos. Hay que aprender a disfrutar la compañía, y también la soledad. Yo estoy en ello.
      Me alegra que te guste, bienvenida.
      Besos.

      Eliminar
  17. Feliz Noche Buena!

    Si has aprendido a estar bien sola....ya subiste otro escalón ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo!
      Feliz Navidad, año nuevo y todo eso.
      Besos festivos!

      Eliminar
  18. Pero chica ¿como se te ocurre esconderte tras un decorado tan siniestro? Ni que fueras pariente de Ebenezer Scrooge.
    Bueno como ya ha pasado la Nochebuena y la Navidad está boqueando será momento de resucitar y ver gente ¿no?
    ¿Pero por qué carajo os creéis que hay que llevar el traje que cada rito anual exige? Espero que en Semana Santa no necesites ponerte los estigmas de la pasión.
    Ahora deberías de olvidarte de esa señora tan posesiva y excluyente y pensar en otras cosas. ¿No crees?
    A divertirse y no darse tralla que ya tenemos suficiente con lo de ahí fuera.
    Besos y muy feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Los estigmas me pegarían bastante! Ese sitio tan de Diciendo que describo, por triste que parezca, es el mejor sitio del mundo.A Es mi no-casa en mi lugar en el mundo. Era un almacén reconvertido luego en casa para perforar los vendimiadores. Es cutre, pero tiene un patio increible, y puedo huir a ella cuando el mundo me agobia. La soledad no está tan mal. De todas formas nunca estoy sola del todo. Siempre hay al menos un par de enanas cerca. Y en cuanto vuelva al mundo habrá más gente, sobre todo de los que sobran, juas.
      Estoy disfrutando mucho de mi huida, y de estas fiestas. No echar de más es genial.
      Besos y feliz todo!!

      Eliminar
    2. Ese diciendo era Dickens, que este móvil y yo no somos amigos.
      Más besos.

      Eliminar
  19. Me ha gustado mucho....
    No suena tan triste, tiene un punto muy sexy...
    No se deje seducir por la soledad, Intentará conquistarla, es una amante egoísta y fría..

    Cierre los ojos signorina, vuélvase egoísta y disfrute, sin remordimientos.
    El amore está sobrevalorado!!

    Un piacere
    Besos

    Sicilia


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha gustado el arrebato lésbico, no? jajaja
      No te preocupes, es una amante temporal, luego no me dejan estar sola nunca.
      El amor no está sobrevalorado. Es un asco, directamente, juas. No, es genial, lo no genial es perderlo.
      Besos tomándome un café.

      Eliminar
  20. Gracias por tus comentarios en mi humilde blog. Me ha maravillado tu sincera y excelente manera de escribir, me parece sublime tu manera de conjugar sentimientos y expresarlos de manera tan emocionante para el lector. Me quedo con gusto por aquí, aunque la falta de tiempo me impida visitarte tan asiduamente como me gustaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, qué cosas más bellas e inmerecidas me dices! Me has emocionado sinceramente. Me alegra que te quedes por aquí. Tu blog es genial. Espero que alguien te regale ese sombrero.
      Un besazo.

      Eliminar
  21. Me llevo bien con la soledad, me gusta y disfruto mucho el poco tiempo que puedo estar con ella, pero... mi querida NURIA, a mi no me toca ni un pelo cielo... jajaja mi corazón lo tengo llenito, así que no... y sé que a ti tampoco, por más que te haya salido este arrebato metafórico precioso. Acabo de llegar de mi casa y si acaso por seguir con tu metáfora, a me intentan violar las ausencias para mi desgracia y porque no me queda otra, pero... ni siquiera a ellas les permito que consigan su propósito. Pataleo, muerdo y araño, lo que haga falta para que no ganen. La Navidad que dibujas es intimista y sabe, es otra forma de disfrutar de la Navidad porque es de verdad y solo lo que es de verdad se disfruta. Quien no siente la Navidad, solo ve y consume sucedáneos, por eso la gente suele quedar tan asqueada, es como beber alcohol de garrafón, las resacas deben ser horribles, yo no uso de eso:-) Bebo poco, en contadísimas ocasiones y solo en compañía, si lo hago es justo porque me gusta la compañía, porque estoy feliz y no me importa pasarme, sé que estoy entre gente que me cuidará. Como tú cuidas a tu soledad aquí en esta entrada, porque es tuya, porque es tu amiga, pero no... cariño, jamás será tu amante, tú de anacoreta tienes lo que yo de trapecista...solo si me pintan con tiza la raya en el suelo:-)

    Yo también he pasado la navidad en un pueblo chiquito como el tuyo, con casas con contras en las ventanas y pringanillos de hilo colgando, pero chimeneas en las que crepita el fuego al consumir la madera que susurran historias interminables a la luna y dan mucho, muchísimo calor, como espero hayas sentido tú, al menos a ratitos, estoy segura que sí...y música, muchísima música, ESTA fue en tu honor ¡¡palabra!!;-)

    Mil besos preciosa, ojalá hayas tenido montón de días como tú.
    Muaaaaaaakss inmeeeeenso mi querida NURIETA...como yo ya volví, te espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María! Te he echado de menos! He conseguido que me funcione el correo y los comentarios en este móvil, pero o me los borra (como este esta mañana, así que lo vuelvo a escribir y ruego a la tecnología que no me putee de nuevo) o los envío por duplicado, como a Temu. Publicar no puedo, así os dejo descansar un tiempo, juas.
      Me encanta la canción!! Gracias por acordarte de mi, yo me he acordado mucho de ti estos días.
      Mi casa tiene una chimenea, pero alguien decidió inutilizarla contra mi voluntad (odia el olor a leña), así que me conformo con la estufa de butano. En casa de mis padres sí tienen estufa de leña, y cuando voy aprovecho y me siento cerquita, para escuchar cómo crepita la leña al consumirse, y para ver cómo bailan las llamas. Mi padre va al monte cada cierto tiempo y busca una planta, Erica multiflora (coño, no recuerdo el nombre común, me he acordado de mi mejor amiga en la facultad, que me decía “mira Nuri, Nerium oleander, cómo se llama normal, que no me acuerdo?” y yo le decía adelfa, o baladre que es como se llama aquí, y luego nos reíamos hasta que acabábamos llorando), que crece a unos kilómetros, para echarla a la estufa, porque las flores son como unos globos pequeños y estallan al arder. Mi padre dice que siempre le recuerda a su madre. A ella le encantaba escuchar el sonido de esos pequeños estallidos, siempre sonreía, dice mi padre, así que él le llevaba. Ahora trae a casa para recordarla, supongo. Brezo, creo que se llama brezo. Uy, me he desviado, jajjaja
      Me conoces bien, la soledad no pasa de ser una amante temporal, una amiga, pero me gusta haber recuperado poder disfrutarla. Cuando era adolescente era mi compañera habitual, luego, durante 20 años no me dejaron ni un segundo de soledad, la alejaron completamente, y olvidé cómo disfrutar de su compañía. Ahora estoy aprendiendo de nuevo.
      Me alegra tu vuelta, y que te lo hayas pasado tan bien. Las ausencias parece que duelen más en estas fechas, están más ausentes, se les recuerda más. Pero eso puede ser bueno. Hay gente que merece ser recordada.
      Perdón por el rollo!! Tenía ganas de charrar contigo.
      Besos cielo azul!! Te mando un poco de sol, que aquí estos días andamos sobrados, y creo que por Galicia hay nubes.

      Eliminar

Comenta lo que quieras, opina.