jueves, 26 de abril de 2012

Desesperanza...


La desesperanza es una jauría de mariposas negras, que atacan con sus afiladas garras y sus probóscides en forma de punzón aserrado, desgarrándote hasta las entrañas.
La desesperanza son polillas que se meten en tu boca y se instalan en tu garganta. Allí aletean hasta que te asfixian.
La desesperanza es un lodo pegajoso que lo llena todo, que se adhiere a tu piel, a todo el cuerpo, que llega a los pulmones y los encharca, cubriendo hasta el último alveolo, matándote poco a poco.
Es saber que no tengo que mirarle a los ojos (no podría aunque quisiera) para saber que no volveré a verle.
Es un exámen que suspenderás, un trabajo que sabes que perderás, un último beso que ya casi no recuerdas.
Es alguien que se niega a terminar.
Es un muro contra el que chocas una y otra vez, destrozándote hasta el alma, mientras él se mantiene impertérrito, sin moverse ni un maldito milímetro.
La desesperanza es creer que no, más allá de que sea o no.
Es que afuera no haya ni una puta nube y mientras adentro siga el diluvio. Ser selva tropical en época de lluvias.
Es que sea primavera y seguir viendo sólo árboles con ramas desnudas.
Hoy no busqueis a la desesperanza. Hoy es toda mía. Hoy soy desesperanza...




Pues eso, ¿quién me ha robado el mes de abril?

17 comentarios:

  1. Si quieres, puedo compartir un trocito. Ya estoy habituado.

    Un beso enorme para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es bueno habituarse, no se me ocurre un estado peor, ni siquiera la tristeza.
      Gracias por el ofrecimuento. De verdad, no sabes cómo lo agradezco.
      Un beso inmenso y agradecido.

      Eliminar
    2. Es un placer leerte y acompañarte. Desvariemos mientras podamos.
      :-)

      Eliminar
  2. Conozco bien la desesperanza, conozco bien esos estados de terrible zozobra y probablemente volvería a ellos sin el apoyo químico. Escribir ayuda, dar forma a ese magma interno, viscoso y ominoso, es una terapia que ayuda a aligerar carga. Más no sé qué decir. Cada uno tiene su batalla singular contra esos estados, contra esas situaciones que nos llevan al dolor de estar. No puedo ayudarte aunque quisiera. Cada uno es quien es. Sólo decirte que no estás sola, que muchos nos reconocemos en tus palabras, que, tal vez, la desesperanza es un estado que es necesario, que trae frutos tardíos, que nos abre horizontes aunque sean negros. Pero sí, qué viscoso es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tus palabras ayudas, no sabes cuanto. Y sí, escribir ayuda. De hecho yo me doy cuenta de mi nivel de tristeza por cuánto escribo.
      Espero que tengas razón y que esto sea como esa crisis de la que hablabamos, y salgan cosas buenas. Tal vez salgamos de la desesperanza reafirmados, fortalecidos... Ojalá.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ánimo, que la desesperanza puede ser vencida por la euforia y por el optimismo. Yo les tengo a los tres de compañeros de cuarto y estoy acostumbrado a sus peleas; pero he comprobado que la más fácil de vencer es la desesperanza. Un fuerte abrazo y arriba ese ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy intentando practicar lo del optimismo, pero soy novata, siempre he sido una pesimista nata, y a veces cuesta cambiar de rumbo.
      Muchas gracias. Un beso.

      Eliminar
  4. Lo has escrito muy bonito Núria, sabes... cada vez que escribo tu nombre, o te leo, me acuerdo de mi amiga Núria, ella se fue hace casi dos años, y la echo mucho de menos, por eso, porque los que estamos vivos tenemos que aprovechar todos los momentos que nos regala la vida, ánimo wapa, tú puedes.

    Es divertido, ya verás...

    http://youtu.be/XTyrDhM8V24

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muchas gracias.
      Me alegra recordarte a ella. Es bonito recordar a las personas importantes, sobre todo cuando no están.
      Es cierto, tenemos que aprovechar mientras estamos vivas.
      Gracias por el video, me has hecho sonreir!
      Preciosa, de nuevo gracias y bona nit!

      Eliminar
  5. ¿Sabes lo que creo NURIA cielo? que lo peor que existe en esta vida, lo peor de todo, es estar enfermo y no saber que lo estás, dar palos de ciego intentando averiguar que nos ocurre, sentirte horriblemente mal y no tener respuestas. Tú lo tienes claro, te has diagnosticado, has descrito de maravilla lo que te ocurre, con una precisión de bisturí... hasta me atrevería a decirte por pura intuición a través de lo que te he leído en el pasado y ahora mismo, qué te la provoca:-) y ¿sabes qué te digo? que así como la desilusión es inevitable y además no tiene remedio porque es a toro pasado. Sucede algo, te golpea, que sientes sufres ...

    La desesperanza, no... te la provoca la creencia de que no vas a conseguir algo que deseas, pero NURIA, sólo es una creencia, una sensación fruto del cansancio cuando estás peleando por algo que no logras, pero recuerda, es sólo una sensación.

    Lo que hoy sientes como imposible, mañana da un giro, cambia y aparece ese resquicio de esperanza que hoy no ves... date tiempo, intenta no hundirte en esa negrura que a veces inevitablemente nos invade mientras esperas un cambio y espera a mañana...

    Quizá esa luz que hoy no ves, aparezca mañana y aunque sea un tópico, recuerda que... ¡¡¡ nunca llovió que no parara !!! tarde más o tarde menos siempre para ¿intentarás pensar en ello? :-)

    ¡¡Ánimo NURIA, cariño!! y... mientras ves y no ves esa luz... desahoga como lo has hecho aquí, genial por cierto...escribiendo... llorando, corriendo, como sea...al menos a mi me ayuda, ojalá te sirva de algo y si no... al menos siente que no estás sola y que te llegue un beso súper grande que te mando con todo el cariño.

    Los besos, hasta en este mundo irreal, curan... si quieres sentirlos, claro... así que...
    ¡¡ Atenta, cierra los ojos!! Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss gigante ¿lo has sentido? :-)

    ResponderEliminar
  6. Sí es cierto que es peor estar mal y no saber por qué. Y sí, sé perfectamente las cosas que me producen desesperanza. Algunas son verdaderos muros, murallas, montañas. Pero otras son simples sensaciones. Tranquila, no sé si venceré, pero lucharé hasta caer rendida. La única batalla que se pierde seguro es la que no se lucha. Es solo que hoy necesitaba escribir sobre ello. Me ayuda a centrarme. Cuando empiezo a escribir no sé bien hacia dónde voy, y cuando acabo, normalmente el viaje me ha ayudado a llegar a algún sitio, a alguna conclusión, no sé si me estoy explicando muy bien, la verdad.
    Y sí, eso dice un amigo mío siempre, que mañana saldrá el sol. Hay una canción que me gusta mucho en alemán, que se llama Cuadrado en círculo, y habla de eso, de que quieras o no el sol sale. Y la verdad es que a veces es cierto, no apetece que salga el sol, apetece quedarte acurrucada, llorando un rato, y que diluvie fuera, en vez de en tu interior. Pero en general es esperanzador saber que mañana saldrá el sol.
    Hay que ver qué respuesta más rara me está saliendo. Espero que la entiendas, y no pienses que estoy loca de atar.
    Pero que sepas que me ha llegado ese beso gigante, y me ha reconfortado mucho.
    Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  7. Te he entendido perfectamente ¡¡te explicas de maravilla cielo!!... algunas cosas son tan tristemente comunes, por más que nos parezca que nadie más que nosotros las vivimos y las sentimos que es increíble lo que se puede leer en unas pocas palabras... sé que peleas y pelearás, ya lo estás haciendo y ¿sabes qué cielo?... vencerás... ya has vencido desde le momento en que estás en ello... empezar siempre es lo más terrible y difícil... siempre.

    Te acabo de dejar algo en casa de DALT... sé que tú sobre todo la entenderás... para el futuro... ese brillante que está ahí fuera esperando por ti. .. cuando llegue, espero que además de tu canción alemana del círculo, recuerdes esta que te dejo:))


    Me alegro que hayas sentido mi beso...¡¡hale!! otro de repuesto porsi:-)


    Descansa mucho, eso también ayuda.

    ResponderEliminar
  8. Es hermoso lo que has escrito a pesar de ser triste. No sé por qué el desamor, la desesperanza,... son tan poéticas.

    Estoy de acuerdo con María. La vida da un giro en cualquier instante ( lo digo en voz "alta" porque dicen que es muy importante creerlo así. Fuera de bromas, creo firmemente que es así, ya verás. Nos lo contaremos ¿te parece?). Ahora mismo me voy a escuchar la canción que nos dejó nuestra María en mi blog.

    Besos y abrazos cargados, desbordantes de Esperanza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Yo también intento autoconvencerme.
      Un beso y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  9. La desesperanza tiene su lado positivo, tiene fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm eso espero. Por ahora intento creerlo.

      Eliminar
  10. después de una mala racha viene otra buena. estadística pura.

    muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras, opina.