domingo, 3 de junio de 2012

Palabras...






Las palabras son poderosas. Pueden emocionar, herir, traer recuerdos, evocar, hacer reflexionar, doler, saciar, pueden enamorar, o hacer odiar, o las dos cosas al tiempo. Pueden ser lentas, rápidas, entrecortadas. Creo que hasta pueden acariciar.
Cuando escribes tu alma queda un poco al descubierto. Cuando lees se descubre del todo.
Quizás te enamores perdidamente de las letras de alguien que apenas conoces, tal vez sea posible, tal vez triunfe el cerebro, tal vez no, seguramente no.


Quizás los imposibles sean sólo eso, imposibles.
Pero tienes razón, es difícil dejar de querer a quien no conoces. O no, tal vez sea así de fácil. Depende, ya sabes, siempre depende. De si para ti, de si para mi.
Las palabras tienen ese poder. Te hacen sentir más allá de lo que lo logran algunas caricias. O quizás es que yo funciono de oido, no sé.





Lo peor es releer las palabras que te enamoraron. Puede que te hayas vuelto lo suficientemente cínica como para sonreir, para aparentar indiferencia. Puede que corras el riesgo de volver a enamorarte. Nunca supe aparentar. Soy de cristal. ¿No ves a través de mi? Nunca supe mentirte.
Mis palabras supongo que no tienen ese poder. No subyugan, no enamoran, no creo ni que consigan emocionar.



Supongo que no triunfó en cerebro (al menos el mio no). No suele hacerlo.
Ahora escribe. Escribe cosas bellas que desgarren. Yo te leo, en la distancia.




34 comentarios:

  1. Las palabras son realmente poderosas.
    Crean estados de ánimo y también universos.
    Saltan de corazón en corazón dejando la magia a su paso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. No creo que se pueda decir mejor. Encuentras siempre las palabras exactas, esas que yo no encuentro por más que rebusco en mi alma.
      Gracias. Y besos.

      Eliminar
  2. Un escrito hermoso y extraño porque tengo la impresión de que se dirige a alguien en la distancia y no sé si recibirá este mensaje.

    He destruido todas las cartas que fueron de amor, bueno casi todas.

    Guardo una caja de los truenos en que se conservan cartas de hace más de veinticinco años. Son de origen variado. Algunas son mías y otras ajenas. Abrir esta caja me despierta una zozobra formidable. De pronto me veo proyectado al que era entonces y me resulta sumamente inquietante. Pienso que tengo poco que ver con aquel. O tal vez sí. No sé.

    Escribí numerosos diarios en que reflejaba día a día mi vida tal como la sentía. Ahora pienso que son documentos peligrosos porque revelan todo aquello que viví sin restricción moral, social o sexual en su redacción. Tienen más de veinte años. Ahora soy padre y temo que algún día llegaran a mis hijas porque me muestro descarnadamente sincero en todo. No me gustaría que fueran leídos, pero me produce algo más que desagrado pensar que tenga que destruirlas.

    Es un misterio encontrarse con el que fuimos.

    Y no sé si es una pregunta retórica pero tus palabras son elocuentes y emotivas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es extraño, eso lo sabía. Pero no pensé que a nadie le pareciese hermoso. Muchas, muchas gracias.
      La verdad no sé si lo leerá, pero necesitaba escribirlo.
      Yo no puedo tener miedo de que mis hijas encuentren mis diarios, que los escribí, porque me vi obligada a deshacerme de ellos. En su momento sentí como si tirase a la basura parte de mi, de lo que yo era. Ahora cada vez soy más consciente de cuánto me gustaría conservarlos. Las cartas... más o menos igual. Sólo conservo un par, muy importantes (me he dado cuenta de cuánto a posteriori).
      A veces es fuerte enfrentarse a lo que fuimos, pero también es una forma de reencontrarse, de descubrir cosas más importantes de lo que podemos pensar.
      Hace poco me mandaron un mail, uno de esos que se reenvían, que me preguntaba qué pensaría la niña que fui de la adulta que soy. Prefiero no parame a pensarlo, sé que la niña que fui no estaría muy contenta. Pero últimamente lucho por cambiar eso.
      Gracias, Joselu. Un beso.

      Eliminar
  3. A mí me enamoran las palabras antes que nada. Soy de esos.

    Besos, guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, Juan Antonio, y yo.
      Besos de café.

      Eliminar
  4. Las palabras pueden lograr efectos insospechados, bellos y horrorosos.
    En la antigüedad se le daba más importancia, hoy la gente se comunica con un vocabulario básico de 200 palabras.
    Vine, Nuria, vine...
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Humberto. No te preocupes, en mi no encontrarás reproches, sólo me hacía ilusión comentarte.
      Entre poco vocabulario y mal usado... Tendriamos que recuperar el amor por las palabras, son tan bellas...
      Un beso, Humberto.

      Eliminar
  5. Núria, las palabras ya no me dicen mucho, me he vuelto o tal vez siempre he sido una escéptica, ya no me emocionan, me refiero a las de amor, me han escrito las más bellas que se pueda soñar, vibré en su momento, ahora ya no soy la misma.
    Me gusta todo lo tuyo, ere genuina.

    Besos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me temo que también me vuelvo escéptica por momentos. Pero a veces, a pesar de la coraza, hay palabras que me estremecen. Las tuyas siempre lo consiguen, ya lo sabes.
      Las palabras de amor... hay quien sabe escribirlas tan bien, que todas las murallas se derrumban. En el fondo soy una romántica, juas.
      Besos, y que tu semana sea fantástica, como tú.

      Eliminar
  6. Sí NURIA, tus palabras son poderosas, cada vez más.
    Y sí, cielo, eres de cristal... tienes su dureza y su brillo.

    Que no te quiebren, por favor...aunque ¿sabes qué? creo que no podrán, seguro que ni siquiera querrán hacerlo. Todo el mundo sabe que un diamante, sólo se raya con otro diamante... y a lo mejor, ni se rayan, sólo brillan juntos... y entonces... entonces, puede irse a descansar el sol.

    ...." Te quiero en mi vida amiga" ....:-)


    Un beso grande y todo mi cariño... por si te sirve de consuelo, a través de mi, también se ve:))


    Dulces sueños NURIETA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho llorar, me has emocionado, Marieta querida. Y mira que últimamente lo de llorar...
      Eres sencillamente maravillosa. Tú eres de cristal y diamante puro. Grafeno, ese material increible, eso eres.
      Un beso agradecido. Espero que tengas una semana como mereces, guapa.

      Eliminar
  7. claro que las palabras son poderosos . con eso hasta se compra el mundo mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hombre de pocas palabras. Dosificar es importante, no?

      Eliminar
  8. Las palabras tiene un gran poder sobre nuestro ánimo y sobre nuestras acciones. Nos convencen o nos tiran cualquier plan por tierra sin que a veces podamos controlarlo.
    Releer lo que escribimos o lo que nos en el pasado, a veces te acerca a tu bagaje y lo sientes cercano, y otras, simplemente te parece increíble que esas palabras de amor dichas desde el interés (ahora lo ves claro), te hicieran perder el contacto con tu realidad y que incluso te planteases una huída sin parangón.
    A mí, particularmente, las palabras de la gente que me interesa me pueden subir al cielo o hacer morder el polvo. Lo que ya voy consiguiendo es que las palabras de la gente que no me interesa, me resbale casi siempre (otras veces no lo consigo y sufro, pero es que yo soy muy de sufrir... :S).

    Un beso, Nuri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las importantes son las de la gente a la que quieres.
      Los demás que digan, yo intento que no me afecte.
      Lo de releer el pasado, totalmente de acuerdo, pero de vez en cuando está bien, te ayuda a encontrarte (es que me ando buscando, sabes?). En ese párrafo parece que hablases de mi, y que me conocieses de verdad, en serio. XD
      Un beso Novi, espero que el cambio de sistema no te esté matando.

      Eliminar
  9. Qué bonito es esto que has escrito, con sus imágenes y todo. Sí que tienen poder tus palabras, lo tienen en el momento en el que conmueves o haces pensar a la persona que está al otro lado. Eso es algo maravilloso. A mí me encanta como escribes y siempre me haces pensar. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, bella. Siempre me emocionas.
      Últimamente estoy muy moñas xP
      Pensé que me llamaríais cursi como poco, juas.
      Un besazo, no dejes que el polen primaveral te maltrate demasiado.

      Eliminar
  10. Siempre digo que una imagen vale más que mil palabras, pero... una sola palabra produce mil imágenes...
    Amor, madre, guerra, hambre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanza, amistad, tierra, hija, ...
      Tienes razón, hay palabras muy evocadoras.
      Un beso!

      Eliminar
  11. Me gusta tu post, tus palabras también emocionan. Veo que hay cierta tenebrosidad en el ambiente, menos mal que tenemos a María que es inasequible al desaliento…xD
    Creo que todos tenemos un lenguaje interior que vislumbramos durante la escritura. Por eso cuando hay una cierta empatía es posible enamorar y enamorarse.
    Ahora corremos detrás de las sensaciones, buscando ocupar nuestro tempo, aprovecharlo, como en un supermercado, con la mejor oferta. Y quizás perdemos ese poso esencial que las palabras señalan, pero que solo es posible disfrutar con paciencia y dedicación.
    Bueno, no sé exactamente lo que quería decir. En cualquier caso: feliz semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, cierto, cierto. Sí, es posible enamorarse. Sí, todos tenemos ese lenguaje propio interior. Y sí, menos mal que tenemos a María y su inasequibilidad al desaliento, jaja xP
      Cualquier día me matarás de la emoción al verte comentándome. Y encima me dices cosas bonitas. Serás decadente, pero, entre nosotros, te guardo el secreto, también eres un tío cojonudo XD
      Me gusta verte divagar, creo que María y yo te estamos contagiando.
      Un beso y saluda a Ophelia de mi parte, no sea que se enfade y se ponga violenta conmigo.

      Eliminar
  12. No seré yo quien eche por tierra el divino valor de las palabras; pero por muchos libros que haya leído, por muchos poemas que haya escrito, por muchas emociones que me hayan provocado,...nada como el beso, la caricia, la mirada en el momento perfecto. Por ejemplo en un concierto, 7.020 días después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el momento fue perfecto. Lástima que también fue corto. Ahora te cantaría un tango, algo así como que 7.020 días no son nada, que febril la mirada... Ya sabes, humor de supervivencia.
      Sabes que ese "en mi" tiene 7000 y pico días? Lo escribió un gran amigo mío, una persona increible y luminosa, que siempre me emociona.
      Gracias, de verdad. Te mando un beso de momento perfecto.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Buen Blog no se como he parado aquí pero me alegro de haberlo descubierto. Bonitas palabras pero es tan dificil a veces adecuarlas al momento o la situación en la que estás, que muchas veces pueden ser un arma de doble filo. Claro, las palabras són poderosas y pueden dejar mas huella que las personas pero como he dicho son un arma para bien y para mal y cuando son para mal te dejan herido de por vida cuando se convierten en mentiras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegra tu visita, pasa y ponte cómodo, estás en tu casa. Bienvenido.
      Sí son muchas veces poderosas armas de doble filo. A veces pasan los años y casi no recuerdas a personas o situaciones, pero recuerdas nítidas las palabras que te marcaron, para bien o para mal. Las heridas pueden ser para siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Siiiii NURIAAAAAAAA ¡¡te ha salido perfecto!! pero que rebuena profe soy jajajaja y respecto a mis desalientos, claro que los tengo... más quisiera no tenerlos, pero tengo reinicio automático, según bajo... ya empiezo a subir :-) pero sí... lo confieso, yo creo en el amor, me moriré creyendo en él, pero sólo en el de mayúsculas... aunque no sea eterno y sólo dure... lo que tenga que durar...al menos en uno.. SIEMPRE:-)

    graaaaaaaaaaaciaaasss


    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres la mejor! Lo he conseguidooooooo!
      Ya me imaginaba que tienes desalientos, pero admiro tu forma de reponerte. Voy a intentarlo, yo también quiero reinicio automático!
      Yo siempre digo que ya no creo en el amor, pero es mentira. No quiero creer, para no sufrir. Pero la realidad es que soy una romántica incurable, y me enoro perdidamente. Así sufro luego. Pero mientras dura es increible. Rl amor te da una sensación de invencibilidad increible.
      Me encanta esa canción! Y el mensaje...la adopto ya como mia con tu permiso. Además Jared... jajajajajajj
      Un besazo guapa!

      Eliminar
  16. Nuria, mi palabra hoy es "lamento". Pues lamento no haberto haberte seguido en el mismo instante en el que tú lo hiciste. Me ha gustado tu último post, pero especialmente me ha encantado el del fitopláncton. A mi me gustan los microinvertebrados, especialmente esos locos ciliados, jaja. Microbióloga perdida, lo reconozco. Te sigo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes! Me alegra tenerte por aquí. A mi me gustan mucho las diatomeas y los cocolitoforidos (ahora diría un inapropiado "son taaaan monos", jaja).
      Un beso, Microbióloga! Quédate por aquí el tiempo que quieras, me encanta tu visita.

      Eliminar
  17. Las palabras me asustan.
    Las que llevan mucha carga de emoción y de sentimiento sobre todo.
    NO! No soy superficial creo que soy algo egoísta. creo que con una mirada o con un beso puedo desarmarme, pero el escudo no me lo quito nunca.
    Nunca iré a ver una película o una obra de teatro, si sé, que es un drama.
    Quito las noticias de desgracias .
    Puede que algunas personas no sepan querer y solo sepan luchar.

    Me asustan las palabras, con demasiado sentimiento, no me gusta el exceso.

    Pero me gustan tener cerca a personas que lo sienten..
    Un piacere signorina!

    Sicilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te asustes! Las mias siempre rezuman sentimientos, pero si te agobias te hablo de la prima de riesgo, para que te tranquilices, jajaja.
      No te preocupes, si las palabras te asustan yo te protejo, tengo una goma de borrar y no dudaré en usarla, juas.
      El placer es siempre mio. Hace un café, caballero?

      Eliminar
  18. Hay palabras que es difícil volver a leer, otras una delicia... es un gran poder si :)

    Besos abisales

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras, opina.