domingo, 15 de septiembre de 2013

El vértigo


 Una buena noticia al fin. Y me dan ganas de saltar, y me tiemblan las rodillas. Llevo tanto tiempo esperando, tanto tiempo deseando este final que casi acaricio. Y no, no es el final, seguramente sólo es el principio, y si se empeña conseguirá alargar lo inevitable eternamente, supongo. Pero es extraño ver moverse tus pies al fin. Me imagino en una de esas pesadillas en las que tus pies se funden con el suelo y es imposible moverte ni un milímetro. Ahora mis pies se despegan lentamente del asfalto, que derretido aun trata de retenerme, adherido a la suela de mis zapatos, estirándose blando y oscuro. Pero me muevo y casi no me lo creo. Un pasito, un puto pasito más, pero es el que me acerca a la puerta. Y eso ya es mucho.
Una llamada inesperada, una cita, papeleo, el principio del fin.
Y ahora es cuando el pánico me invade, cuando las polillas se instalan en mi garganta y su aleteo me impide respirar. Ahora es cuando lo que vendrá empieza a aterrarme, cuando el miedo se hace tangible. Me mira con sus ojos verdes y me grita que no podré, que no seré capaz. Pero mira, miedo cabrón, imagen del espejo, tú no me conoces. Estoy aterrada, sí. Pero no cuentas con lo cabezota que soy. Yo a ti te pateo el culo. Yo a ti te venzo.
Y ahora es cuando me da por pensar que debería haber esperado a ser autosuficiente, a tener un trabajo más seguro. Pero sé que no podría haberlo soportado. Me conozco demasiado bien. Estaban llegando las mariposas negras, esas que me persiguen para desgarrar mi carne en las pesadillas. Cuando no quiero seguir escucho su aleteo. Si esto no acaba pronto lo inundarán todo, y no sabré cómo ahuyentarlas. En estos últimos meses la desolación, la desesperanza han invadido mi vida. Empiezo a ser otra, oscura y triste. Mi entereza se hacía trizas. Así que no, esperar no era una opción. Me lo repito para recordarlo, porque el vértigo a veces no me deja pensar.


Ahora me dejo de senderos y me centro en el camino. No hay elección. Los senderos se alejan. Y allí, a lo lejos, al final del camino, veo un agujero en el muro, un sitio por el que escapar.
Y sí, me gustaría tener un hombro que se pegase al mio y no me dejase caer, qué coño, a veces me siento muy sola. Pero no caeré. Ahora no. Ahora me juego demasiado. Ahora no.
Ahora que las hojas se empeñan en que llegue el otoño, que hasta las plantas artificiales pierden sus hojas, que encuentro señales en colgantes, plumas perfectas, ahora que ya no espero nada, que el amor me parece comida para gatos, mientras mi corazón lo devoran los perros, ahora que ya no creo en nada, ahora recibo esa llamada y no puedo dejar de sonreir. Y de temblar.
En mi cumpleaños me regalé una cerveza negra, y me prometí que la tomaría cuando todo acabe. Joder, qué ganas de tomarla. Joder, qué miedo a la resaca.
Ahora me dispongo a saltar al abismo. Sólo espero que mis alas recuerden cómo volar, que aun sostengan mi peso. Espero que la escarcha no las haya dañado demasiado. Sólo espero que mis alas remendadas me permitan alzar el vuelo. 






32 comentarios:

  1. Volarás, vaya que si vas a volar. El primer paso es el más importante. ¡Enhorabuena chica terrible! En el fondo del abismo siempre nos aguarda un enorme colchón. Rompe lo viejo. Borrón y cuenta nueva. Un mundo de posibilidades se abre frente a tus ojos. Serás lo que tú quieras ser.
    Y ahora me voy al sobre, que mañana madrugo y tengo que estar despejado, pero no me quería ir sin comentar.

    Besos, abrazos, de todo! Muaaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crees que volaré? Entonces seguramente lo haré, porque siempre me ganas las apuestas (aun faltan un par importantes que no creo que ganes). El día que nos veamos me voy a arruinar invitándote, corres riesgo de emborracharte, juas.
      El primer paso fue el más importante. Este es consecuencia directa de aquel. Fue extraño, porque me costó tanto dar aquel paso, y cuando lo di me sentí como "joder, no era tan difícil". Supongo que era el momento. De repente todo se volvió nítido, lo vi todo claro, distinto.
      Hay un colchón? Pues saltaré en él, y hasta bailaré. Creo que me da menos miedo el abismo que este estado de afelicidad absurdo.
      Espero que el madrugón no haya sido terrible.
      Un besazo y gracias!! Jajajjajajajaja al leer "de todo" no imaginas lo que ha venido a mi mente perversa, jajajjaja Abrazos, besos, achuchones!!

      Eliminar
  2. Mealeeeegro muchísimo!!! y sí, sin duda volarás mi cielo, claaaro que volarás ( si lo dice J, es seguro:-) pero por ahora ( hoy me toca ser la prudente;-).. mejor comienza a caminar de nuevo:) con esa fuerza que tú tienes. Ahora el primer paso ¡¡genial!! después el siguiente... paso a paso, con eso vale, es mucho muchísimo ya. El vértigo desaparece cuando te acostumbras a la altura poco a poco. Luego practica aleteos, aterrizajes, rutas alternativas y cuando estés lista... Desplieeega alas!!!

    A tus alas no les ocurre nada, solo necesitan entrenar y tú... saber que te sostendrán ;))

    Muaaaaaaakss! enorme mi querida borbotea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu regalo!! Foo Fighters me gustan mucho, y ese video es... es genial. Gracias.
      Voy paso a paso. Sé que ahora viene lo difícil, que ahora es cuando empieza la pelea de verdad, que la guerra se recrudecerá. Soy realista, y siempre me pongo en lo peor. Pero necesitaba dar ese paso, y ver movimiento es... pues eso, que asusta y me hace sonreir a partes iguales.
      Voy practicando el vuelo, poco a poco, como Juan Salvador Gaviota.
      Un besazo cielo azul.

      Eliminar
  3. Mi querida hada madrina,
    No sé cómo, aunque a veces creo saber porqué, olvidas que eres un ser mágico, y los seres mágicos no se precipitan al fondo del abismo, no señorita. Sé que da miedo cuando te mira, lo sé muy bien, sé que hay... cosas de las que parece imposible escapar, cepos en los que metemos un piececito por error y empezamos a creer que ya no hay nada que hacer. Pero, oye, mira ahí abajo: sigues teniendo los dos pies, diga lo que diga, quien lo diga.

    Tú siempre me ofreces tus brazos y tu hombro silencioso. Déjame hoy que yo te ofrezca mis manos. Soy buena arreglando cosas, ven, date la vuelta para que pueda echar un vistazo a esas alas, déjame rellenar los huecos que falten con plumas nuevas y, claro, mágicas.
    Unas están hechas de nube, otras de alas de libélula, esta me la regalaron unas mariposas para que dejes de tenerles tanta manía y esta otra me la tejió una araña para ti. Esta es una canción, esta salió de un poema. Esta me la dio una tal Alicia que afirma conocerte. Estas dos me las trajo un gatito negro... sí, ese que a veces es un duende. Y esta una señorita llamada María. Mmm... aquí hay otra que me dio un unicornio un poco torpe. A ver, a ver qué más hay en mi saco... mmm... Oh! Bueno... Esta... Esta se escapó de uno de los remiendos de mi corazón. Ahora deja que las hormiguitas hagan su trabajo uniéndolas bien al resto y tus alas estarán listas.
    Tengo más plumas, por si fueran necesarias, que a veces los abismos se ponen cabezones y nos arrancan algunas, ya lo sabes, pero creo que no te harán falta.

    Un lobo me contó que a veces hay que elegir entre ponerte las alas a la espalda o una camisa de fuerza. Tú llevas demasiado tiempo atada así que, mi querida Nuria, ha llegado el momento de volar. Lo lógico y lo sano es que te de miedo, pero no importa.
    Y, aunque te cayeras, no importaría. Te lo dije una vez en una canción, nunca olvides que, si me dejas, yo navego contigo.

    Un beso enorme.

    (Pd. Perdona el rollo, a estas horas, cierta neurona me suele patinar, jajajaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, mi querida sirena, tu neurona patinadora me ha rescatado. He dormido fatal, he tenido sueños extraños, y al despertar, una de las 500 veces, he visto tu comentario. Eres tan genial...
      Arréglame las alas, confío en ti, seguro que las dejas perfectas. Te cuento algo? Yo no tenía alas, me las habían cercenado. Estas me las tejió un unicornio experto en tejer alas rotas, en rescatar almas rotas. No le pidas nada más para mi, que ya ha puesto mucho. Los demás... Una vez mi unicornio me dijo que formamos una extraña familia disfuncional. Es cierto, eso es lo que somos, por extraño que parezca. Eso sí, no te fies de Ali, es una zorra sin corazón. Eso sí, me conoce demasiado bien, jajajjajaj
      Entre todos me estais dejando las alas como nuevas. A este paso volaré.
      Un ser mágico? Ojalá. Soy más normal y mediocre imposible. Pero cuando tú me miras me siento un poco Campanilla. La mágica eres tú.
      Me gusta lo que dice ese lobo. Tiene razón, pero creo que la opción era algo más definitiva que esa. Eso es lo que me da pánico, empezar a considerarlo como una opción. Por eso tenía que hacerlo. No puede ser una opción. Ya no.
      Cógeme de la mano, que el trayecto será largo. Yo te enseñaré peces luna si me dejas.
      Un besazo preciosa.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias. Eso espero. Eso necesito.
      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias. Tu seguridad me da seguridad. En serio, muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  6. si te alejas del mundo, ves una esfera o un globo, girando en el espacio, no hay noche ni dia, ni abajo ni arriba, entonces, por què pensar que uno salta a un abismo. El salto muchas veces es hacia arriba. Lo unico pesado que nos hace caer, es la frecuencia a la que vibra nuestra mente. Peor que piedra a veces. Pero eso se puede modificar y es más facil de lo que parece

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que la mente pesa, que el pensamiento es lo que arrastra a veces. Me ha gustado lo de saltar hacia arriba, mucho. La imagen es... me gusta.
      Besos.

      Eliminar
  7. Ya lo han dicho más arriba: Todo va a salir bien. Porque lo importante es avanzar, un paso tras otro, y eso siempre es positivo, eso es vivir, lo demás era un simulacro de vida que dejaba posos de sombra en la boca. El miedo es sano. Como dice Robe: “si me ves retroceder, espera, que estoy cogiendo carrera”
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posos de sombra en la boca... ay, mi jodido poeta, es eso justamente. Siempre encuentras la metáfora perfecta.
      Avanzar, dar pasos. Es lo más importante. Gracias por acompañarme en la mayoría de ellos (y de empujarme cuando no me atrevía, juas).
      El miedo te mantiene alerta. Es sano. Necesito ese nivel de alerta en la guerra.
      Besos amigo.

      Eliminar
  8. No es buena época para nadie (bueno para los caciques forrados sí). Tienes a tus niñas, tú familia y amigos, apoyate en ellos y todo se andará. No tengo formulas mágicas ni consejos que dar, además, tú eres inteligente, sólo puedo transmitirte el deseo de que tengas suerte, y enviarte un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es mucho. Gracias.
      Es mala época, he elegido la peor, cierto. Pero es la que hay. Es lo que hay. Esperar me estaba matando.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Nurieta, es el primer paso y a lo mejor el más importante, como construir una casa, en realidad tan sencillo como poner el primer ladrillo y otro y otro...y mañana otros pocos más, de los de palante, pero el primero, ese es el más importante....Un abrazo de esos que duran una tarde...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los de palante... me ha gustado mucho. El primero es el más difícil. Luego es seguir, con un par de ovarios. Es lo que toca. Pero empezar a moverme era importante, sí.
      Oh, me gusta ese abrazo. Me lo quedo y te envío uno igual. Dos tardes vamos a estar abrazándonos.

      Eliminar
  10. ¡Una luz, Nuri, una luz en la oscuridad de la noche! Hacia ella sin dudarlo. ¡Ánimo! Inmenso abrazo con toda la suerte del mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una luz al fin. Espero que no sean los faros del tren, juas. Bromas aparte, camino hacia ella sin dudarlo. Quien dijo que más vale malo conocido es que no sabía mucho de esto, creo.
      Muchas gracias y un abrazo enorme y largo.

      Eliminar
  11. ¡Bien! Y ahora a volar!!! Que eres grande!!!
    Te quiero!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, soy más bien pequeñita, tamaño bolsillo, jajaja.
      A volar, eso quiero.
      Y yo a ti! Pero eso ya lo sabes.

      Eliminar
  12. ¿O sea que tienes alas y no habías dicho nada? ¿Has hecho un curso de vuelo al menos? No es cuestión de lanzarse así a las bravas. No es moco de pavo aprender a planear sobre las altas cumbres que se nos ponen delante para hacernos la puñeta. Me alegro que después de tanto vendaval te venga un viento propicio que te impulse lejos, no importa a donde, créeme.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que tengo alas , juas. Espero que puedas verlas, enlazar una foto desde el móvil es un asco. Y después de la broma,...
      Sí, necesito prácticas de vuelo, sortear las montañas será complicado, pero hay cosas que hay que hacer, aunque asusten.
      Que me lleve lejos, por favor.
      Muchos besos.

      Eliminar
  13. Siempre hay que intentarlo, Nuria, y prepararse para lo que pueda pasar. Porque el movimiento genera otro, ya lo sabes.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no lo intento seguiré con esta no vida que me destroza el alma. Hay que moverse. Si eso genera más movimiento... bienvenido sea.
      Un beso Ohma.

      Eliminar
  14. Sólo la tranquilidad de hacer lo que corresponde. No se necesita nada más.
    Ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí, que no hay mucho más. Hay cosas que hay que hacerlas. Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  15. Esto es una jungla (por cierto, me han encantado tus metáforas con el asfalto), y como es una jungla de las chungas, la tienes que cruzar hasta que te dé el viento fresco. En el camino seguramente nos mostrarás más lágrimas, es normal, hay trampas y serpientes... y mariposas negras. Pero sabes que si no empiezas a caminar te deshidratarás. Y creo que tienes fuerza, metas y valor. Será duro, eso es obvio, pero en este caso lo más importante es que SERÁ.

    Si llegas a la meta o no, sólo lo dirá el tiempo. De momento haces lo más importante: ponerte a caminar.

    Un beso fresco, Nuriña. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será, eso es lo importante. El standby me estaba matando por dentro. Sé que el camino-selva será duro, que lo peor está por llegar. Pero a veces tienes que subir montañas para disfrutar de unas vistas cojonudas. O cruzar selvas chungas.
      Te gustan mis metáforas? Hala, me ha hecho mucha ilusión.
      Me encanta tu comentario. Me alegra tu regreso (ya, ya, supongo que a ti no tanto, juas), de verdad.
      Besosmuchos, un besazo y un achuchón de esos que aprietan. ;)

      Eliminar
  16. Que síiiiii, que siiiiii que te lo digo yo... y de lo bueno nadie se olvida, se coge carrerilla y punto.
    A celebrar!! esa cerveza negra la quiero ver en foto y tamaño extra grande :D
    TIempo, siempre llega...
    Besos abisales :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero! Tu fe en mi vuelo me hace crecer las alas.
      Espero no tener que tardar mucho en abrir esa cerveza. Te mandaré una foto brindando con ella.
      Tiempo y paciencia.
      Besos desde el borde!
      Pd: ahora cuando hablo de saltar al abismo pienso en ti, y te imagino ahí abajo esperando, y la verdad, da menos miedo.

      Eliminar

Comenta lo que quieras, opina.